LVII – Tinta

La tinta del bolígrafo se marchitaba, pero tú sabías que volvería la primavera, y con ella, la página bocabajo cobraría sentido junto a las palabras en ella escritas.

Fue solo una burbuja, un atraganto, un mal momento que pasó, para uy, qué bien y olvidar de manera inmediata.

Olvidar es dejar de existir, como le sucederá esta página.

 

dilectia